Colocación de Cerámica sobre un muro de Hormigón

22/10/2011

Ejemplo práctico de una ejecución erronea

  

En una anterior entrada de este Blog -9 de abril de 2011- ya expusimos de forma detallada los consejos prácticos para garantizar una correcta colocación de un material cerámico mediante adhesivos cementosos.

 

El objetivo de esta nueva entrada es exponer un caso concreto. Se trata de un alicatado sobre muro de hormigón y como no es suficiente la correcta elección del adhesivo si se acumulan una serie de errores en la puesta en obra.

 

El cliente eligió correctamente el Argocola Elite 300 gracias a la tabla de usos pero cometió demasiados errores en la puesta en obra con lo que el resultado final fué costoso en dinero y en imagen.

 

 

Sin que el orden quiera indicar la gravedad del error pasamos a detallar los motivos por los que resultó imposible "salvar" esta ejecución:

 

1.- Juntas. Estando esta obra en el exterior y en una localidad granadina con clima continental los saltos térmicos son de tal envergadura que, esta casi inexistente junta, ya sería motivo suficiente para generar una patología sería... pero no definitiva.

 

2.- Método de alicatado. El sistema llamado de "pegote" suele ser empleado para salvar la falta de planimetría del soporte. En este caso, siendo un muro de hormigón, la planimetría era más que suficiente pero al ser un práctica habitual y más sencilla nadie repararó en el error. Este sistema tan difícil de erradicar tiene los siguientes problemas respecto al correcto, doble encolado con llana de dientes.

2.1.- No menos de un 30% de la superficie de la cerámica no entra en contacto con el adhesivo con lo que cuando sea solicitado a tracción no responderá conforme a los ensayos.

2.2.- Estos adhesivos de alta gama no están preparados para trabajar con grandes espesores pues la diferencia de fraguado entre el exterior e interior llega aprovocar proplemas propios en el adhesivo.

 

3.- Desencofrante. Como se puede apreciar perfectamente en la fotografía uno de los "pegotes" ha saltado completamente del paramento. El motivo no es otro que el efecto "antiadherente" que realiza el resto de desencofrante usado durante la fase de ejecución del muro de hormigón. Para evitar este problema tenemos dos posibilidades.

3.1.- Chorro de arena a toda la superficie del muro antes de iniciar el alicatado y posterior riego o soplado para retirar todos los restos.

3.2.- Aplicar un puente de unión en base latex (como mínimo) tipo Argotec Unión Universal o similar que nos garantizará una soporte listo para que se adhira el producto elegido.

 

Este caso acumula gran parte de los errores que provocan el 90% de las patologías en los alicatados por lo que hemos pensado que será de gran utilidad tanto para los proyectistas, técnicos en obra y profesionales de la colocación.

blog comments powered by Disqus

(C) 2022 Argos Derivados del Cemento. Todos los derechos reservados